¿Qué es una meseta?

 

"Una meseta no está ni al principio ni al final, siempre está en el medio.

Un rizoma está hecho de mesetas.

Gregory Bateson emplea la palabra "meseta" {plateau) para designar algo

muy especial: una región continua de intensidades, que vibra sobre sí misma,

y que se desarrolla evitando cualquier orientación hacia un punto culminante

o hacia un fin exterior. Bateson pone como ejemplo la cultura balinesa, 

en la que los juegos sexuales madre-hijo, o bien las disputas entre hombres,

pasan por esa extraña estabilización intensiva.

"Una especie de meseta continua de intensidad sustituye al orgasmo", a la guerra

o al punto culminante. Un rasgo deplorable del espíritu occidental consiste en

relacionar las expresiones y las acciones con fines externos o transcendentes, 

en lugar de considerarlas en un plan de inmanencia según su valor intrínseco. 

Por ejemplo, en la medida en que un libro (hablan de Mil Mesetas) 

está compuesto de capítulos, tiene sus puntos culminantes, sus puntos de terminación. 

¿Qué ocurre, por el contrario, cuando un libro está compuesto de mesetas que comunican unas con otras a través de microfisuras, como ocurre en el cerebro? Nosotros llamamos "meseta" a toda multiplicidad conectable con otras por tallos subterráneos superficiales, a fin de formar y extender un rizoma. Nosotros hemos escrito este libro como un rizoma. Lo hemos compuesto de mesetas. Si le hemos dado una forma circular, sólo era en broma. Al levantamos cada mañana, cada uno de nosotros se preguntaba qué mesetas iba a coger, y escribía cinco líneas aquí, diez líneas más allá... Hemos tenido experiencias alucinatorias, hemos visto líneas, como columnas de hormiguitas, abandonar una meseta para dirigirse a otra. Hemos trazado círculos de convergencia. Cada meseta puede leerse por cualquier sitio, y ponerse en relación con cualquier otra. Para lograr lo múltiple se necesita un método que efectivamente lo haga; ninguna astucia tipográfica, ninguna habilidad léxica, combinación o creación de palabras, ninguna audacia sintáctica pueden sustituirlo. En efecto, a menudo, todo eso sólo son procedimientos miméticos destinados a diseminar o desmembrar una unidad que se mantiene en otra dimensión para un libro-imagen."

 

Texto extraído de la Introducción de Mil Mesetas, Rizoma, de Gilles Deleuze y Félix Guattari.

 

Francis Bacon: Landscape, 1978